martes, 21 de marzo de 2017

Uno de los secretos más grandes de la vida...

Uno-de-los-secretos-más-grandes-de-la-vida...Uno de los secretos más grandes de la vida, es que hay que estar constantemente tomando decisiones. La vida nos pone a prueba a cada instante, y todo se reduce a elegir el camino correcto, en cada momento.

Una decisión incorrecta, nos puede llevar por un camino que no tiene salida, o que no conduce a ninguna parte, o por el camino del dolor y el sufrimiento, o nos puede llevar a desperdiciar la vida. La experiencia y la sabiduría nos permite equivocarnos menos.

El camino correcto, no siempre es lo más cómodo, lo más lindo y más fácil. Casi nunca lo es... o tal vez nunca lo es.

Algunas decisiones son muy grandes y otras muy pequeñas. Pero por más pequeñas que sean, algunas de estas decisiones, pueden llegar a tener un impacto impresionante en el futuro.

Hay caminos, que una vez que los tomamos, ya no podemos arrepentirnos. Porque todas las bifurcaciones y posibilidades de esa rama, conducen hacia lugares inadecuados.

Tomamos un sendero, y este conduce a varios otros, y siempre hay que estar tomando decisiones.

Tener la sabiduría, la templanza y el coraje necesario es sumamente importante para lograr elegir un buen camino.

La vida se puede tirar al tarro de basura en una sola decisión incorrecta.

Lo más temprano posible, hay que buscar un propósito en la vida. Un propósito trascendental es lo mejor, porque asegura que no estemos tentados a ir cambiando de propósito en propósito.

Una vez elegido, lo mejor es seguir los caminos que conducen a dicho propósito.

Existe una clave para no equivocarse: El camino que toma la mayoría siempre es el incorrecto.

Las personas suelen elegir el camino por su facilidad, por el placer que obtienen, por la abundancia, por la disipación, etc. Todos ellos atributos de segundo y tercer orden.

Debemos cuidar nuestro camino, pero también debemos cuidar lo que hacemos, porque influimos en los demás.

Incluso algo que parece pequeño e insignificante, puede trastornar completamente la vida de otra persona.

Así como una distracción pequeña cuando conducimos un coche, puede provocar un accidente terrible que puede alterar para siempre la vida de los otros, una actitud, una palabra, una forma de tratar, etc., puede también, tener efectos enormes en la vida de los demás.

Si no tenemos más remedio que influir en otros, por lo menos pongamos el cuidado de hacerlo bien.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...