lunes, 30 de enero de 2017

El Karma

La-mejor-explicación-sobre-el-karma-que-vas-a-leer-en-tu-vida

El Karma para KindleEl karma es un conocimiento que aparece por primera vez en los antiguos vedas. Los textos sagrados de la india.

A partir de ahí, se ha escrito mucho. Se ha interpretado y se han dicho muchas cosas sobre este conocimiento.

Lamentablemente todo lo que conocemos de lo que se ha dicho o escrito hasta este momento, es incompleto y parcial.

Conduce al error y no es útil para entender el funcionamiento de esta realidad superior del universo, ni devela con claridad ningún misterio sobre la vida.

Estas ideas erróneas y distorsionadas se han repetido y reafirmado millones de veces y están basadas en el deseo de lo que se pretende que sea el karma o en la conveniencia política, y no en lo que el karma es en realidad.

Hablaremos del karma con seriedad y comencemos a revertir la distorsión de miles de años de error.

Entender el hondo significado de este conocimiento es indispensable, para el avance en el camino hacia la verdad.

La palabra karma proviene del sanscrito y significa acción. Esto es lo primero que hay que saber. No es causa y efecto como se repite erróneamente, una y otra vez. Esto es una diferencia fundamental.

Causa y efecto es algo que aparece como consecuencia. Causa y efecto no es karma, tiene relación, pero no es lo mismo.

Causa y efecto es algo que hay que estudiar porque tiene muchos aspectos importantes y útiles, pero no es karma.

Karma se relaciona con acción consiente, acción que es producto de la conciencia, del libre albedrio, de decisiones que se toman a sabiendas de lo que estamos haciendo. Causa y efecto es una de las consecuencias de esta acción consiente.

Causa y efecto actúa no solo con karma o sea como producto de la acción consiente, sino que también opera como producto de acciones automáticas, mecánicas y sin la intervención de la conciencia.

Desde el punto de vista del ser humano, son karma las acciones por las decisiones que se toman y las cosas que se hacen con intención. No es karma la acción provocada por el crecimiento de un árbol. Desde el punto de vista del universo la perspectiva cambia.

Karma es una acción creadora, que tiene la facultad de poder modificar o cambiar el rumbo de los acontecimientos mecánicos y naturales del universo.

Es una acción que puede modificar las leyes de la naturaleza y que proviene de algo que está más allá de las leyes de la naturaleza y leyes físicas.

Karma son las acciones intencionales de los seres con libre albedrio y capacidades superiores. Acciones que provienen de lo que habitualmente llamamos dioses o los seres que son como dioses o semejantes a ellos. Los seres humanos son semejantes a dioses, los seres humanos son como dioses.

El hombre tiene libre albedrío y capacidades extraordinarias. No todos lo tienen, o al menos no lo tienen tan desarrollado. Muchos seres humanos tienen poco y unos pocos tienen mucho. Los motivos exceden a este texto, pero así son los hechos.

Desde el punto de vista del universo, existe un karma inicial, una acción inicial por la cual se forma todo lo que existe. La ciencia tiene muchas teorías sobre esto, la más conocida es el big bang pero hay otras teorías que se acercan más a la verdad y son menos conocidas. Los científicos piensan que la acción inicial no ha sido provocada por nadie. Están equivocados.

El universo y todo lo que existe proviene de karma, una acción inicial consiente y provocada específicamente para que todo lo que existe sea creado. La acción inicial es producto del libre albedrio y la intención de los dioses, seres semejantes a nosotros, pero más antiguos y desarrollados.

La palabra Karma del hinduismo, tiene relación con la palabra verbo de las escrituras hebreas. Karma es la acción, verbo es el medio y la forma en la que se propaga. Una cosa es la explosión (karma) y otra cosa son los átomos de los materiales de la bomba (verbo). Verbo esta antes de karma en forma potencial y después de karma en forma de desarrollo y sostén del universo. Karma es la acción que libera a verbo y lo hace pasar de un estado a otro.

Hasta aquí el fundamento de lo que es karma, pero como estas acciones consientes provocan una catarata de efectos que producen otras acciones conviene introducirnos a el tema de las causas y los efectos.

Cualquier acción produce una reacción, tanto las acciones karma, aquellas que no son mecánicas y generadas a conciencia como aquellas que si son mecánicas y que son parte de las leyes de la naturaleza y de la física.

Aparecen en este momento las cadenas de causas y efectos. Si algo sucede, esto repercute en lo que esta inmediatamente al lado y esto a su vez en lo que está un poco más allá y así ad infinitum.

Una acción cualquiera no repercute en cualquier lugar del universo, sino que lo hace por medio de una propagación, empujando a lo que está más cerca de dicha acción, y ese movimiento, a su vez produce otro movimiento en lo que le está cerca, hacia a delante, hacia atrás y hacia todas partes e incluso a veces generando un contra efecto en aquello que fue lo que produjo el movimiento un instante antes.

El karma que es una de las acciones iniciales posibles, se propaga como las ondas y se trasmite de acuerdo a ciertas características y leyes, el verbo son las ondas, el karma es la acción inicial que las libera.

El karma primigenio es la acción que produce todo el universo y el universo se propaga o se expresa a través del verbo que son las ondas que se van desplegando. El verbo tiene otras propiedades de las cuales hablaremos en otra parte.

Cuando la parte afectada por estas cadenas de causa y efecto es algo inerte, se puede predecir con bastante exactitud lo que va a suceder, pero cuando se afecta a un ser que tiene libre albedrio no se puede saber a ciencia cierta que es lo que va a pasar.

Los seres con libre albedrio pueden reaccionar, provocando efectos que no están previstos ni corresponden a leyes absolutas. Los seres con libre albedrio pueden crear, son como dioses.

Si toco la campana, esta va a sonar y puedo repetir el experimento millones de veces con el mismo resultado. Si pellizco a una persona esta va a gritar o tal vez no lo haga, no sabemos que es lo que va a suceder, podemos repetir el experimento miles de veces con resultados diferentes.

Las acciones ya sean mecánicas o de karma no pueden predecirse con exactitud cuando son aplicadas a seres con libre albedrio.

Cuando el karma actúa en escenarios complejísimos como ser el mundo de las sub partículas o incluso las vibraciones elementales del universo (que nosotros llamamos verbo y la ciencia le ha cambiado el nombre y las llama cuerdas), conocer lo que sucederá con exactitud requiere de tanto conocimiento y de tantas cosas a tener en cuenta, que se puede decir que en esa situación todo se acerca a la incertidumbre.

A medida que nos alejamos de la complejidad y nos acercamos a lo macro todas las cosas se vuelven más estables y predecibles.

Por todas partes se dice y se repite hasta el hartazgo que si una persona hace algo malo le sucederán cosas malas, y si hace el bien le van a suceder cosas buenas.

Eso es un pensamiento erróneo que usted debe quitarse de su mente, esta forma de pensar está provocada por el deseo y el ego. Las cosas no suceden de la forma que se ha pensado siempre.

Las cosas suceden en cualquier forma, y en todo caso lo malo o bueno que pueda suceder no depende tanto de la acción karma sino de muchas otras fuerzas que intervienen y que están desconectadas de esta acción.

El error de en este concepto, ha sido siempre producto del ego, la envidia, el deseo de venganza, la ira, etc., es lo que provoca que las personas piensen y repitan y deseen que si alguien hace cosas malas le irá mal.

Si usted ha pensado de esa forma entonces aproveche ahora y conózcase a sí mismo en este mismo momento.

Usted jamás ha refeccionado seriamente sobre el funcionamiento del karma como ley del universo ni le ha interesado, ni siquiera se ha puesto a evaluar objetivamente la influencia que tienen los actos malos y buenos sobre las personas, mucho menos común es que se tenga conocimiento objetivo sobre el bien y el mal, usted solo utiliza esta palabra karma y la idea que a su ego le conviene tener de este concepto para justificar y alivianar el sufrimiento que le produce su estado espiritual y psicológico corrompido y como medio de liberación y expresión de su propio odio.

Ir conociendo sus limitaciones y corrupciones espirituales le da a usted la ventaja, ahora que sabe que está corrupto por dentro, tiene usted la posibilidad de cambiar para mejorar.

Solamente en circunstancias especiales las cosas malas provocan cosas malas y las buenas cosas buenas.

Lo que sucede es que existen otras fuerzas y leyes que alteran el rumbo natural del de los efectos del karma. Estas fuerzas son, la interacción, la interdependencia, la independencia, la inercia, el poder, las leyes humanas, el destino, el error como fuerza natural, los accidentes, la contra-reacción consiente del libre albedrio, la incertidumbre cuántica, etc.

Todos estos componentes, hacen que la consecuencia de karma tome unos rumbos misteriosos, no lineales y difíciles de predecir.

Es muy fácil predecir lo que sucede con las leyes físicas, estas se comportan de acuerdo a reglas matemáticas precisas y un efecto esta siempre precedido de una causa, en estos casos se puede decir que los efectos de una acción, se despliegan en forma de cadenas de causas y efectos se dan de forma precisa.

Muy diferente es todo lo que tiene que ver con el bien y el mal, el libre albedrio, la conciencia y las conductas humanas, que es justamente donde a las personas más les gusta aplicar esta ley de forma siempre errónea.

Tomemos, por ejemplo, a una persona que actúa mal en la vida de acuerdo a los criterios sociales habituales que entienden la mayoría de las personas.

Por ejemplo, una persona que vive de sacarle el dinero a los demás por encima de lo que necesita, puede ser un banquero, o un empresario. Un gobernante injusto y un poco cruel, o alguien que maltrata a las personas valiéndose de algún tipo de autoridad de o poder, o un gobernante de algún país que provoque alguna guerra y mate o mande a matar a miles de personas, etc.

Todos conocemos personas que actúan de estas formas y sin embargo casi a la totalidad de ellas no les pasa nada malo, casi todos viven tranquilos y en abundancia hasta el final de sus vidas.

Hacen el mal, pero no les suceden cosas malas. Según los criterios habituales y erróneos del karma, a estas personas les tendía que ir muy mal en la vida y eso no sucede.

A estas personas si les pueden suceder cosas malas, pero para que ello suceda hay otras fuerzas que deben intervenir y no el simple karma o su desarrollo que son las causas y efectos.

¿Qué es lo que sucede? ¿Por qué el karma falla se preguntarán algunos? El karma no falla, lo que falla es lo que usted piensa que es el karma. Lo que falla son las explicaciones erróneas (que son las únicas que han existido) de lo que el karma es.

Existen muchas fuerzas y leyes en la naturaleza. Hay fuerzas y leyes para todo. Algunas son exclusivas para ciertos grupos de géneros de la naturaleza y algunas son exclusivas solo para un género especifico.

Estas fuerzas y/o leyes rigen el comportamiento de la energía, de la materia, de la física, de la química, de la biología, de los pensamientos, de los sentimientos, de la psiquis, de la espiritualidad. Por separado o en conjunto, interactuando mezclándose y formando un universo y una vida compleja.

Por ejemplo, en una situación como la descripta más arriba opera la interdependencia.

Todas estas personas pertenecen a grupos de muchas personas que están en un acuerdo tácito y que como grupo se protegen unos a otros y operan en conjunto, todas estas personas tienen un grupo de amigos, familia y contactos que operan de forma conjunta, que piensan de forma similar y se protegen entre ellos y sin tener que ponerse de acuerdo con un plan, simplemente son personas que piensan de la misma forma y tienen egos compatibles que se asocian por fuerzas de atracción naturales.

Estas personas, en conjunto, toman el control de los recursos y el poder y ya no les sucede nada, pueden hacer cualquier maldad que no les ira mal.

La interdependencia les protege de los efectos negativos de cualquier karma. La interdependencia les da poder y fuerza. Aparece aquí otra ley la del poder, el que tiene poder puede eximirse de las malas consecuencias de sus actos.

Muy diferente seria si esto lo hace una persona que no tiene ninguna interdependencia, o sea que no tiene amigos, familia o gente que le apoye.

En este caso los efectos de las malas acciones pueden operar de la forma en que se piensa habitualmente. El grupo atacará o discriminara o marginara a esta persona que es más débil, porque no tiene ni poder ni interdependencia ni nada que le proteja del poder del grupo, entonces le ira mal.

Las leyes de un país operan contra los efectos naturales del karma, en todos los países hay empresarios que les va muy bien porque están protegidos por las leyes jurídicas, si estas leyes no existieran, ni la policía, ni los castigos artificiales creados por las sociedades humanas y solo existieran las leyes de la naturaleza, estos empresarios inescrupulosos no podrían existir porque les iría muy mal, la gente misma se encargaría de que esto fuera así. Los linchamientos, aunque peligrosos por caer fácilmente en injusticias, son la ley natural.

Que gobernante del mundo podría hacer lo que hace habitualmente si no tuviera toda la protección que tiene, toda la maldad que ellos hacen no provoca que les vaya mal, al contrario, les va muy bien porque hay otras fuerzas que intervienen.

Hay muchas personas que viven en abundancia y una vida muy tranquila y sin embargo lo hacen porque han encontrado la forma de adueñarse y acumular los recursos del mundo para ellos provocando escases en otras partes, tanta escases que hay millones de personas que mueren de hambre cada año.

Estas personas viven tranquilas porque las fuerzas de interdependencia con su grupo social, las leyes hechas a su favor, la interacción con otros grupos compatibles, el poder, etc., le protegen de que le vaya mal y entonces les va muy bien.

La inercia es una fuerza que también opera y hay que tenerla en cuenta para saber hasta dónde puede conducir una situación.

Por ejemplo, una persona hace algo malo y como consecuencia de lo que ha hecho obtiene satisfacción o felicidad, debido a cualquier medio, ya sea que ha tomado alguna sustancia que actúa en el cerebro, o un acto que produce que las personas les apoyan y obtiene fama o prestigio, u obtiene dinero fácil y esto le produce mucha felicidad, o cualquier otro medio que le produzca cualquier clase de felicidad.

Si esto sucede de esta forma se va generando una inercia que le impide detenerse y esto provoca que esta persona se sienta motivado a repetir lo que está haciendo.

Esta inercia psicológica impide que el mal se detenga. Detener la maldad en estos casos depende de la conciencia de uno mismo o de que la situación cambie y esos actos en vez de producir felicidad comiencen a producir alguna clase de desventura.

La desventura sola, tampoco es suficiente si la persona siente placer, aunque sea por un instante.

La persona en esta situación percibe que le va muy bien, tiene fama, es querido, tiene prestigio, y puedes estar haciendo cosas muy negativas.

El ser humano cuando es bestia, es capaz de soportar, y provocar en otro mucho dolor, solo por obtener un instante de placer.

En síntesis:

El karma es otra cosa, no es lo que se ha enseñado por miles de años.

Las causas y efectos son leyes de la naturaleza que solo pueden ser predichas cuando operan en las cosas inertes o vida sin libre albedrio.

El karma opera de forma no predecible en las personas y en la sociedad y solo se puede predecir en algunos casos con margen de error bastante alto.

Usted debe hacer el esfuerzo por eliminar de su mente los conceptos erróneos y demás prejuicios.

Toda persona que busque la espiritualidad debe escrupulosamente acercarse a la verdad y alejarse de la falsedad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...