martes, 31 de enero de 2017

El ateísmo: enfoque esotérico

El-ateísmo-como-forma-de-honestidad-intelectual

Cuando un árbol cae en el bosque y no hay nadie allí, ese árbol, ¿hace ruido al caer?

Muchos pensadores del mundo han especulado en asuntos como estos, filósofos occidentales y también orientales, pensadores de la antigüedad y también de los tiempos modernos y de los actuales.

Algunos opinan que, sí, hace ruido, otros dicen que las cosas solo existen cuando son percibidas, otros especulan a cerca de le existencia del mundo material, algunos dicen que todo es ilusión y que las cosas son creadas por la mente, otros han afirmado que no solo no haría ruido, sino que, al no ser percibido, ni siquiera el árbol existiría.

Pensadores ateos y no ateos han especulado y han hecho afirmaciones como estas. Se nos vienen a la mente pensadores modernos como Locke, Hume o Berkeley y pensadores más actuales y también textos vedas, que dicen tener 36 millones de años de antigüedad.

Con respecto a la divinidad la pregunta que siempre se hace es ¿dios existe? Siguiendo la misma línea de pensamiento, podríamos decir que todo lo que no es percibido, no existe, o que solo existe aquello que nuestra mente crea, o que todo es ilusión, incluso dios es ilusión, etc.

Llegado a este punto, las preguntas evidentes son, ¿es la ilusión una ilusión?, si fuera así entonces que queda, será que todo es real y nada es ilusión. ¿Mi percepción, siempre es percibida por otros? Cuando no es percibida, entonces mi percepción no existe, siguiendo estos pensamientos no existiría para los demás y solo existiría para mí. Y así …. podríamos dar vueltas y vueltas, especulando y especulando.

Mientras una gran parte de la humanidad está atrapada en el laberinto de las ideas especulativas y las paradojas, para otros las cosas son mucho más simples y claras.

Hay personas que perciben o al menos intuyen la presencia de la espiritualidad como generador de la existencia y como algo que está por encima y es superior a las demás cosas. Hay personas que no pueden percibir nada de eso.

Hay personas que perciben la espiritualidad dentro de sí mismo y otras que no pueden hacerlo.

Los que pueden percibir, lo hacen como algo lejano pero poderoso. Nadie puede percibir a la divinidad como algo revelado con todo su esplendor. Para lograrlo hay que desarrollar mucho la espiritualidad y alcanzar al menos la primera iluminación.

Un ateo es en primera instancia un ser intelectualmente honesto. No puede ver, no ve y declara abiertamente y honestamente que no puede hacerlo.

Esto le lleva a pensar que todo lo escrito a cerca de la divinidad son fantasías y cuentos. Pero los ateos no están solo en esto. Los iluminados, los que sí pueden ver, también piensan lo mismo, lo escrito, es en su mayoría, fantasías y cuentos. Pero estas fantasías y cuentos tienen un motivo oculto, no son cualquier cosa y este motivo oculto solo lo perciben los que ya han despertado. Los que no han despertado solo especulan.

El conocimiento místico esotérico puede conducir a la persona al despertar espiritual. A poder ver y experimentar todas las realidades de los mundos supriores y espirituales, pero la realidad es bastante diferente a lo que se ha dicho y escrito.

El esoterismo autentico no tiene ninguna discusión ni mal entendido, ni con la ciencia, ni con la filosofía, ni con los ateos.

Así que lo primero que tiene un ateo sensato es honestidad. Pero hay otra clase de ateos. Como en todas las cosas de la vida, también hay ateos enfermos de la mente.

Así como el mundo está lleno de personas creyentes enfermas, también los hay ateos y en proporciones similares.

Están aquellos que son ateos solamente por odio a la divinidad o a las personas que representan a las religiones. Por odio a la religión, por que odian a las personas religiosas. Ateísmo por odio.

Las personas enfermas suelen hacer del ateísmo una religión, se transforman en apóstoles del ateísmo y desean que todo el mundo comparta los mismos prejuicios, creencias y supersticiones que ellos tienen. El ateísmo como superstición y como pseudo religión.

El ateísmo es en su mayoría una superstición y pocas veces el reconocimiento honesto de una incapacidad de percibir.

Podemos dividir a la humanidad en dos grandes grupos los que tienen espiritualidad y los que no la tienen.

Hay personas que son solamente carne y huesos, en esoterismo reciben el nombre de casas vacías. Son personas normales que actúan igual a cualquier persona, al menos en apariencia. No tienen espiritualidad ni pueden encarnar el alma. No la tienen. Solamente operan y viven de acuerdo a la mecánica generada por su sistema nervioso.

Cuando estas personas mueren, siguen un proceso de desintegración completa, nada queda de ellos, son solo materia prima.

También existen personas que tienen espiritualidad, aquellas en que el cuerpo físico esta enlazada o conectada a la espiritualidad, estas personas pueden encarnar el alma. Estas personas pueden percibir la espiritualidad.

Cuando estas personas mueren siguen un proceso diferente y no se desintegran completamente, solo su cuerpo físico lo hace, estas personas pueden lograr la inmortalidad espiritual.

Las personas del primer grupo suelen ser ateas, pero muchas son creyentes, más que nada por miedo a la muerte y a la desintegración. Las personas del segundo grupo son espirituales y pocas de ellas son ateas. Las que son ateas es debido a traumas y rebeldía y sufrimientos por la injusticia de la vida, pero en el fondo pueden percibir.

Existen los evangelistas religiosos y los evangelistas ateos. Todos ellos tienen algo en común. Tienen creencias y supersticiones y quieren imponérsela a los demás. Los religiosos lo hacen abiertamente y a la luz del día, los ateos lo hacen en la oscuridad, de forma sutil y aparentando equilibrio, utilizando la superioridad intelectual.

El creyente predica aun siendo un ignorante y eso suele ser vergonzoso, el ateo predica solamente cuando ha alcanzado un grado de erudición suficiente, no es patético como el pastor creyente.

La espiritualidad tiene niveles. Hay un núcleo donde se encuentra el corazón mismo de la espiritualidad y hay partes que se alejan del núcleo y que dan origen a los niveles espirituales.

Las personas están conectadas o tienen una parte de esa espiritualidad, los que tienen o están conectados al núcleo mismo de la espiritualidad son reyes en el sentido universal y no terrenal, la élite.

Otros están conectados a o tienen parte de una espiritualidad que está más alejada del núcleo y tienen un poco menos de jerarquía y otros están tan lejos o le toca una parte tan alejada del núcleo que se puede decir que no tienen espiritualidad.

Este último tipo de espiritualidad no tienen ninguna influencia en la vida de la persona. Predomina en su comportamiento, su sistema nervioso, sus neuronas, etc.

La espiritualidad es algo más extraño de lo que se piensa, no es común, no son la mayoría. El mundo pertenece a los seres sin espiritualidad o con una espiritualidad tan pobre que son solo maquinas biológicas.

Por último y pare terminar tenemos que decir que hemos visto que las personas ateas, verdaderamente ateas. Declaran ser ateas por honestidad y hemos visto muchas veces como estas personas siguen buscando la espiritualidad, siguen investigando, tratan de encontrar y de lograr percibir aquello que no pueden ver. Quieren percibir, pero no pueden hacerlo. El ateo honesto, percibe su ateísmo como una incapacidad y jamás se lo ve haciendo énfasis ni promocionando su propio ateísmo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...