lunes, 31 de julio de 2017

Las tres pubertades

metamorfosis

Existen tres momentos en la vida donde se producen tres metamorfosis extraordinarias. Estos momentos son:

  • La pubertad del sexo.
  • La pubertad del alma.
  • La pubertad del espíritu.

Utilizo la palabra pubertad para indicar un cambio, un punto en la vida donde dejamos de ser una cosa y pasamos hacer otra, el motivo se encuentra al final del texto[i].

La pubertad del sexo.

Es el momento de la vida de una persona en donde despierta la energía sexual. En este momento lo que una vez fue un niño, se transforma en un joven.

Para que el despertar de la energía sexual se incorpore al cuerpo físico de una forma natural y acorde con la naturaleza biológica de la persona, se necesita que el niño haya crecido y vivido en un ambiente adecuado.

El niño debe ser tratado con cariño, con respeto. No debe ser sometido a abusos emocionales o físicos. No debe ser sometido a prejuicios. Debe ser aislado de todo prejuicio, muy en especial de aquellos prejuicios sexuales que son contrarios a la naturaleza biológica de cada niño.

Los abusos psicológicos y emocionales, así como también los abusos físicos y las violaciones y también las ideas metidas en la mente de un niño que sean contrarias al sexo natural, o sea al sexo biológico físico que cada niño tiene desde su nacimiento, provocan distorsiones en la sexualidad.

Estas distorsiones pueden manifestarse luego de la pubertad haciendo que el joven tome un camino sexual diferente al de su biología lo cual le generará muchísimos problemas y le hará una vida de mucho peor calidad.

Es un hecho estadístico comprobado que las personas que no tienen, o no han desarrollado una sexualidad de acuerdo su propia naturaleza tiene una tasa de suicidio entre cuatro a diecinueve veces superior a la de una persona que tiene una sexualidad acorde a su propia naturaleza. La vida se arruina por una sexualidad distorsionada.

Cuidar a los niños, cuidarlos de las emociones y las ideas perjudiciales, así como también cuidarlos de que no sean sometidos a abusos físicos sexuales es fundamental para que en el momento de la pubertad se desarrollen de la forma adecuada.

Una sexualidad adecuada permite que el joven pueda utilizar toda su fuerza sexual para desarrollarse espiritualmente. Una sexualidad adecuada es el primer paso fundamental para que la etapa siguiente, la pubertad del alma, se procese de la forma adecuada.

La persona que no ha podido desarrollar su sexualidad de forma normal no tiene posibilidades para la siguiente etapa.

Con una sexualidad adecuada y bien desarrollada se pueden utilizar todos los procedimientos de la alquimia sexual y de la sexualidad sagrada para obtener un gran poder y una gran energía con la cual trabajar para el beneficio del espíritu.

La pubertad del alma.

Todos pensamos que un joven deja de ser joven, allá por los 18 años o algo así. Desde el punto de vista místico esotérico, un joven deja de ser un joven a los 35 años. A esa edad pasa de joven a hombre.

Así como la sexualidad es una semilla con la que todos nacemos, que debe ser cuidada y regada con cariño para que puedan nacer y desarrollarse adecuadamente, el alma también tiene ese mismo potencial.

A todas las personas del mundo les gusta pensar que ellas tienen un alma. El alma tiene muy buena prensa y todos quieren tener una. A nadie le gusta que le digan que no tiene alma o que es un desalmado. Más allá de todas estas cuestiones de la soberbia y de la vanidad, está la realidad.

La persona no tiene alma hasta que esta no se desarrolle crezca. El alma si es algo que todos tenemos, pero como un potencial no como algo desarrollado ni incorporado a nosotros mismos.

A los 35 años de edad, el cuerpo físico y en especial el sistema nervioso está preparado para el siguiente cambio que es la pubertad del alma.

Así como la sexualidad requiere un cuidado muy especial del niño para que se desarrolle forma normal y natural, el alma requiere unos requisitos similares en la juventud, o sea en todo el período previo a los 35 años de edad.

El joven debe haber desarrollado una sexualidad adecuada, debe estar perfectamente incorporado a ella sin ambigüedades, debe haber estado en un ambiente emocional e intelectual que él haya podido manejar adecuadamente.

Nos referimos específicamente a que en esa etapa de la vida la persona puede tener percances emocionales y contrariedades intelectuales, hay cosas que se pueden manejar y hay cosas que superan lo que la persona puede manejar y estas cosas pueden producir desequilibrios.

Cada persona es diferente y tiene diferentes fortalezas, lo importante es que pueda manejar sus emociones y sus pensamientos de una forma adecuada para que esto no trastorne su vida.

Los rencores, los odios, los resentimientos, las enemistades, las malevolencias, las perversiones, etc., afectan el desarrollo normal del alma. Si todas estas emociones negativas son demasiado poderosas y la persona no puede manejarlas, puede producir una alteración que imposibilita el desarrollo del alma de una forma normal.

Las ideas trastornadas también imposibilitan el desarrollo del alma. Cualquier prejuicio, cualquier ideología, cualquier aferramiento que hagamos hacia cualquier idea, no permiten o estancan el desarrollo del alma de una forma adecuada.

El alma necesita espacio, libertad, fluidez, apertura intelectual para poder desarrollarse bien. Cualquier estructura intelectual demasiado sólida que no pueda fluir adecuadamente imposibilita el desarrollo del alma.

En síntesis, la pubertad del alma, es parecida a la pubertad sexual. Ambas tienen requisitos similares adecuadas a la edad en que cada una de estas cosas se produce. La pubertad del alma requiere además un correcto desarrollo de la pubertad sexual.

La pubertad espiritual.

La pubertad espiritual tiene dos etapas. Cuando el alma ha nacido, ha crecido y se ha desarrollado de forma correcta y además la persona se ha interesado activamente en el desarrollo de su espiritualidad, entonces puede pasar a la siguiente etapa que se produce a la edad de 49 años.

En este momento lo que antes era un hombre ahora se transforma en un semidiós. Es evidente que en el mundo esto no sucede de forma habitual.

Para lograr que esto suceda debemos haber desarrollado todas las etapas anteriores de una forma armónica y cuidadosa. Si lo hacemos bien llegamos a los 49 años con una conciencia superior.

A partir de esa edad comienza un nuevo cambio en la espiritualidad que conecta de forma íntima, poderosa, impresionantemente con el mundo espiritual.

El poder se siente, pero también se siente un grado de confusión y un mareo por estar entre dos mundos. La confusión de ser y al mismo tiempo dejar de ser. La desaparición de todo aparentar y la imposibilidad de no poder hacerlo. La contradicción de estar rodeado de personas, pero al mismo tiempo estar sólo, por habernos convertido en un ser de otra naturaleza.

Esta confusión desaparece cuando comienza la segunda parte de esta pubertad espiritual.

A los 56 años de edad, si todo ha funcionado correctamente, el semidiós se transforma en un Dios. Así desaparece toda la confusión y el espíritu se hace puro y poderoso. En ese momento nos hemos convertido en un ser de otra naturaleza y nos incorporamos y compenetramos completamente con esa nueva forma de vida.

De todas formas, hablaré un poco más de lo que sucede luego de los 56 años cuando me toque llegar a esa etapa. Aún no me ha tocado llegar ese momento y por ahora escribo únicamente lo que puedo percibir de lo que puede suceder.

Aprenda más en mis libros


Notas anexas


[i] La palabra pubertad tiene relación con la palabra púber, que significa joven y también tiene relación con la palabra púbico, que hace referencia al vello púbico, que tiene una evidente relación con aquella etapa de la madurez en donde un niño se transforma en un joven y con el despertar de la fuerza sexual.

En todo caso la palabra pubertad es un cambio en la madurez de una persona donde se deja de ser una cosa y se pasa a ser otra, algo parecido a una metamorfosis.

Nosotros vamos a usar la palabra pubertad no en su significado habitual, sino que la vamos a tratar como para significar un cambio, un punto en la vida donde se pasa de un estado a otro.

Tal vez exista en español palabras mucho mejores para describir lo que queremos decir, pero la palabra pubertad es una palabra fuerte y se adecua bien al concepto que queremos transmitir porque las personas en el mundo perciben el concepto de la palabra pubertad como un proceso auténticamente asociado a un cambio.

domingo, 30 de julio de 2017

El cristo y el anticristo son la misma cosa

El-cristo-es-el-anticristo

Para poder entender lo que es el anticristo, hay que entender la esencia de la maldad.

El pensamiento directo y lineal nos lleva a creer que la maldad solo está en las personas que son ostensiblemente malas. Pensamos que una persona que escribe grafitis y ensucia la ciudad debe ser más mala que un notario, una persona que anda por la calle robándole cosas a la gente, debe ser más mala que un comerciante honesto o un policía.

Con el mismo tipo de pensamiento lineal, pensamos que las personas más malas que han existido, son algunos dictadores terribles, o algunos príncipes, o algunos emperadores poderosos. También percibimos extrema maldad en algunos delincuentes que han cometido actos aberrantes, o algunas personas que dicen ser satánicas, o algunos pandilleros tatuados, etc. En estos últimos dos ejemplos, tenemos que distinguir la maldad, de la estupidez, aunque la estupidez es también una forma de maldad.

Pensar de esta manera, de forma tan lineal es demasiado básico y es no comprender la esencia de la maldad.

Está claro que todas estas personas de las cuales recién hablamos son bastante malas. Algunos de ellos han hecho cosas terribles. ¿Por qué? Porque podían hacerlo. Si una persona está loca, o es estúpida, o está enferma de maldad, de nada le sirven estos desajustes si no tiene poder.

Solamente al estar en una posición de poder puede expresarse ostensiblemente la maldad.

El hecho de pensar que solamente las personas ostensiblemente malas, son las únicas personas malas, y además son las más malas del mundo, es un pensamiento pequeño. No es propio de alguien que sabe pensar.

Es evidente que existen personas mucho más malas, pero que dicha maldad no es detectada, solamente porque esas personas no tienen poder.

Pero existe una maldad especial, la suprema maldad, la más perversa de todas las maldades. La maldad de la inteligencia y la virtud.

La maldad que utiliza, las emociones, el lenguaje y los discursos políticos o religiosos.

Hacer que las personas hagan las cosas que nosotros queremos que hagan, haciéndoles creer que están haciendo cosas buenas, y siendo ellas mismas las que toman la iniciativa de tirarse al abismo pensando que hacen lo correcto.

Discursos religiosos de los profetas de todos los tiempos. Hoy en día, discursos políticos, de tolerancia, de inclusión, del bien común, de la seguridad, etc.

Quien podría estar en contra de estos conceptos fuertes. La gran mayoría de las personas no están preparadas para poder argumentar en contra de los intelectuales, maestros de la argumentación, y son envueltos en palabras que no son capaces de refutar.

Tolerancia es algo bueno, inclusión es algo bueno. Ese es el pensamiento lineal. ¿Acaso toleraríamos o incluiríamos cosas aberrantes? Ya no es tan lineal, hay una bifurcación. A partir de este punto la palabra tolerancia e inclusión toman otro sentido y pueden refutarse.

Quién sabe cuántas cosas aberrantes veremos que serán aceptadas en la sociedad por la mayoría de la gente en los próximos años, solamente por no distinguir la maldad que hay en esas palabras.

La maldad de las palabras y el lenguaje es maldad de la inteligencia. Pero existe una maldad que es superior a todas y que ha hecho estragos en el mundo. Es la combinación de inteligencia y virtud.

La “aparentemente” persona más virtuosa del mundo puede provocar estragos.

Utilizando las emociones, la manipulación del lenguaje, la manipulación de argumentos, la promesa de la obtención de valores superiores, o un camino que conduce a un mundo mejor, al paraíso; con inteligencia y conocimiento puede crearse un culto, una ideología, una religión.

Cuando este virus es metido en la cabeza de las personas, o en el corazón de las personas, se arraiga como un prejuicio y es casi imposible de sacar. Solo los más capaces, los más inteligentes y más honestos pueden darse cuenta y cambiar el rumbo. La enorme minoría.

Una vez que aparece la doctrina virtuosa, habrá seguidores de esta ideología o religión. Los fieles ahora son un ejército. Entonces, estando convencidos de hacer el bien, hacen el mal sin saberlo.

No hay maldad superior que la virtud utilizada para hacer que otras personas hagan cosas terribles pensando que están haciendo lo correcto.

Mas arriba dije “aparentemente”, y lo puse entre comillas, porque así como la maldad no es lineal, la virtuosidad tampoco lo es y la ostensibilidad de la virtud, no hace a la persona ser más virtuosa.

De hecho, la ostensibilidad de virtud degrada a la virtud. Hacer demasiado énfasis en la propia virtud y mostrar al mundo en actos, y palabras lo enormemente virtuoso que es uno mismo, degrada a la persona y la hace menos virtuosa.

Una persona verdaderamente virtuosa siempre se mostrará al mundo peor de lo que realmente es y eso dignifica su propia virtud.

Es mucho menos maligna una maldad ostensible y evidente, que una maldad solapada de virtud.

Si el mismo rey del infierno apareciera aquí mismo, ¿cómo cree usted que aparecería? Como una persona evidentemente mala que asesina a otras personas y cometa actos aberrantes, o como una persona elegante, educada, con una elocuencia superior, virtuosa.

El mismísimo rey del infierno aparecería ante todos como el más virtuoso de todos, el hijo de dios, Jesús el cristo, el más virtuoso de todos los virtuosos. Sería tan perfecto que usted sería incapaz de darse cuenta de la impostura.

Hay muchos virtuosos elocuentes en la historia. Profetas y creadores de religiones. También los hay creadores de ideologías y políticos de todas las épocas.

Hay personas que pasan por ser personas de extremada virtud, que tienen un discurso consistente, equilibrado y emocional, que sus vidas son un ejemplo, que tienen influencia, y que son seguidas por otras personas.

Qué tal si una de esas personas, utiliza la influencia que tiene, para provocar que las personas hagan cosas, que ellas piensan que son buenas, pero que en realidad les están hundiendo en el abismo.

Desde el punto de vista de la maldad, es mucho más maligno ser una buena persona, influenciar y hacer que las personas hagan cosas malas creyendo que hacen cosas buenas.

Si una persona mata a otra persona esto está mal, pero si una persona influencia a muchas otras para que maten a otras personas pensando que es lo correcto esto es mucho peor.

La persona que más ha hundido al mundo en toda la historia de la humanidad, la persona que ha matado más gente, que ha provocado más guerras, que ha hecho pelear a la gente entre sí es Jesús el cristo.

Una persona que pasa por ser virtuosa, que tiene un discurso emocional elocuente, y que hace que las personas se odien y se maten entre ellas por cuestiones religiosas.

El cristianismo ha cobrado decenas de veces más víctimas que Hitler, Stalin, Mao Zedong, Pol Pot y todos los dictadores juntos de toda la historia, ha perseguido y ha torturado personas durante siglos, ha provocado siglos de retroceso científico, y ha hecho perder el tiempo y la vida a todos sus fieles con una enseñanza que no conduce a ninguna parte.

No hay ninguna malignidad en la tierra que haya sido tan perversa como la de Jesús el cristo.

Sin embargo, Jesús el cristo, sigue siendo la persona más virtuosa de la humanidad. Se da cuenta la perversidad, de la verdadera y autentica malignidad.

No hay forma de revertirlo, con los hechos en la mano y todos los argumentos ala vista, usted seguirá pensando y sintiendo la enorme virtud y santidad de semejante ser.

Nadie puede hacer semejante cosa únicamente el más perverso de todos puede.

La maldad en la virtud junto con la elocuencia diabólica es mucho más poderosa que las armas, y la maldad ostensible.

Hacer creer a todo el mundo que uno es una persona virtuosa, la más virtuosa de todas las personas, y con las palabras hacer que miles de millones de personas nos sigan, eso es auténtica maldad.

Hacer que las personas se hundan en el abismo por su propia voluntad y pensando que están haciendo algo bueno, eso es poder.

Dar evidencias de este hecho y aun así no tener ninguna repercusión, y que las personas sigan creyendo, lo que siempre han creído, eso solo lo puede hacer un poder demoniaco del más alto grado.

Si tuviéramos que esconder al anticristo, ¿dónde sería el mejor lugar para esconderlo? En el cristo mismo, ¿dónde más?, es evidente, es perverso, es propio de una inteligencia demoniaca superior.

¿Porque sucede que el cristo y el anticristo son lo mismo?

Para entender esto, primero debemos saber lo que es el cristo. Las personas suelen creer que cristo es una persona, Jesús el cristo.

Esto no es así. El cristo es un grado de la conciencia, un nivel espiritual, un estado de limpieza de nuestra psiquis.

Es el nivel mínimo de pureza psicológica para poder ser considerados en el universo como seres no bestiales.

Todo lo que está por debajo de ese nivel es bestia y no tiene ninguna importancia, ni hay ninguna consideración especial para todos aquellos seres que están por debajo de ese nivel.

“Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al padre sino por mí.” Estas palabras fueron pronunciadas por Jesús el cristo y están anotadas en Juan 14:6.

No son palabras que únicamente Jesús pueda decir son palabras que todos los cristos de todas las épocas podrían decir.

Estas palabras son una realidad espiritual. Ninguna persona puede ver y experimentar a dios tal como realmente es sino se convierte así misma en un cristo.

Es elemental y básico, ninguna bestia puede experimentar a dios, nadie que no tenga pureza espiritual y psicológica puede hacerlo.

El estado de cristo es un estado espiritual, pero también es una frontera. No es un estado espiritual permanente al cual uno haya llegado y se quede ahí para siempre.

Hay que atravesar esa frontera, convertirse a sí mismo en un cristo y matar rápidamente al cristo para poder seguir avanzando en el camino espiritual hacia la divinidad de uno mismo. Matar al cristo significa, superar ese estado rápidamente y abandonarlo.

Si tuviéramos que hacer una comparación y una analogía con alguna cosa de nuestro mundo, podríamos decir que nadie llega a la maestría o doctorado en cualquier profesión sino empieza por el kindergarten.

El kindergarten es el estado de cristo. Hay que pasar por ahí rápidamente y abandonar ese estado y seguir avanzando.

Todos nosotros tenemos una conexión con nuestra alma. Esta conexión esta desactivada. Nuestra alma no está incorporada ni se manifiesta en nosotros.

La manifestación del alma es como la sexualidad, está allí latente y solo se manifiesta y toma sentido, significado y se apodera del control de nuestra psiquis y toda nuestra conducta cuando se llega a un cierto nivel de desarrollo físico.

En al caso de la sexualidad, la pubertad es el punto donde comienza a tomar sentido. La sexualidad puede podrirse o puede desarrollarse en concordancia con nuestra biología.

El alma, también latente comienza a desarrollarse después de los 35 años y así como la sexualidad, el alma se puede podrir o puede desarrollarse de acuerdo a valores espirituales superiores.

Existe una íntima relación entre esos dos procesos, quien tiene una sexualidad podrida no puede tener un alma bien desarrollada. Quien tiene una sexualidad adecuada a su bilogía, puede desarrollar un alma y encarnarla de forma normal.

Desarrollar el alma y hacer que ella se incorpore de forma natural a nuestra psiquis requiere un trabajo psicológico. Es parecido a la sexualidad.

Para tener una sexualidad natural se necesita no haber sido sometido a abusos psicológicos, maltratos físicos, violaciones, maltratos emocionales, prejuicios, imposición de ideas, apuros, etc., se necesita dejar que se desarrolle de forma natural sin influencias. De esa manera la psiquis no se deforma y la sexualidad se desarrolla de forma normal.

Lo mismo sucede con el alma. Se necesitan todos los requisitos de la sexualidad más un trabajo psicología extra.

Es un trabajo esotérico interior de eliminación del ego y purificación de nuestra propia psiquis que lleva muchos años.

Además, para poder incorporar el alma con normalidad se necesita que la persona esté libre de prejuicios, por lo tanto, debe estar limpia de toda religión o ideología espiritual y no debe haber sido presionada a seguir una desde niño.

Es igual que con la sexualidad, para que no se corrompa se debe mantener alejado a los niños de cualquier conocimiento sexual que pueda introducirle prejuicios, hasta que después de la pubertad la persona ya mayor desarrolla sola la sexualidad de acuerdo a su biología natural.

¿Pero porque es tan importante el alma en este tema? Porque como ya lo dijimos, el alma solo puede comenzar a manifestarse después de los 35 años de edad de cualquier persona y no antes.

Quienes tienen más de 35 años podrán revisar su vida y darse cuenta que a partir de esa edad pueden haberse producido algunos cambios sobre la perspectiva de la vida y la madurez con la cual la encaramos.

Esto sucede porque a esa edad el cuerpo, la estructura cerebral, etc., ha madurado lo suficiente como para poder incorporar al alma.

Encarnar el cristo, se puede hacer mucho antes de los 35 años, a los 14 años ya se puede hacer.

Apenas la persona ha pasado la pubertad y su sexualidad se ha acomodado de acuerdo a su biología, ya se está preparado para encarnar el cristo. El cristo es un estado de pureza psicológica que abre las puertas del cielo.

Cuando una persona encarna el cristo, accede a un poder y un conocimiento del universo muy superior al común de las personas. Lo que sucede es que si la persona aún no ha encarnado el alma puede no tener control sobre ese conocimiento y ese poder.

Hay que tener mucha sabiduría para moderar ese poder. Esto es lo que sucedió con Jesús, una persona que encontró como encarnar el cristo antes de los 35 años, cuando aún no había encarnado su alma. Y que no tuvo la sabiduría suficiente para hacer silencio hasta que eso no sucediera.

Todo aquel que llega al nivel de cristo antes de encarnar el alma es un anticristo potencial. Cualquier persona en estas condiciones se transforma automáticamente en el cristo y en el anticristo, las dos cosas a la vez.

La tentación está en que, aprovechando el conocimiento, la virtud y la elocuencia, se puede conducir a la gente a la formación de una ideología o de una religión. Se pueden obtener seguidores y formar una doctrina que puede perdurar miles de años.

Es posible que si Jesús el cristo hubiera podido vivir más tiempo hubiera podido darse cuenta de todo esto. No lo podemos saber, solo podemos saber que fue imprudente y que arruinó el mundo con su imprudencia.

Si hay algo importante en cualquier camino espiritual es que nunca jamás hay que seguir a nadie, nunca jamás hay que formar religiones, nunca jamás hay que formar grupos, no hay que seguir ni defender a ninguna doctrina o ideología. Esto es básico en la enseñanza de cualquier autentico maestro.

A la enseñanza y a la doctrina hay que encarnarla, hacerla parte de uno mismo, y que eso sea solamente íntimo. Para uno mismo y para nadie más.

Esto es lo primero que todo esoterista místico autentico debe recalcar en sus enseñanzas.

El camino espiritual se camina sólo y únicamente sólo. Nadie llega al padre en grupo, únicamente se llega solo.

Las enseñanzas cristianas, las enseñanzas de Jesús, y de otros profetas pueden ser buenas únicamente si se las extrae de la religión y se las incorpora al proceso espiritual individual que cada uno sigue. Formar iglesias o grupos religiosos es contraproducente.

Ponerse a defender una doctrina o una ideología es absurdo y conduce a las aberraciones históricas que todos podemos leer en los anales de la humanidad. No solo hablamos aquí de ideologías religiosas, hablamos de cualquier ideología.

El cristo, si es demasiado joven, se transforma en el anti cristo sin querer y con buena intensión.

La intención de querer compartir un conocimiento espiritual importante con el resto de la humanidad es natural, pero por falta de madurez podemos no advertir los peligros de la formación de doctrina e ideología que harán estragos en la humanidad del futuro.

Ya ha sucedido y sigue sucediendo y seguirá sucediendo. Únicamente la conciencia y nuestro desarrollo individual nos puede alertar.

Aprenda más en mis libros

miércoles, 26 de julio de 2017

El árbol del conocimiento, de la ciencia, del bien y del mal.

Arbol-del-conocimiento

El árbol fue colocado en el centro del huerto del edén. De todos los árboles, el árbol del conocimiento es el más importante.

“Pues hacer todo lo que quieras más una cosa no puedes hacer. No comerás del fruto del árbol del conocimiento.”

Todos somos uno, todos provenimos de un solo espíritu universal y cada uno de nosotros somos una parte de él.

En algún momento todos retornamos a ese océano espiritual y nos volvemos a unir a ese espíritu universal disolviéndonos como una gota en el mar pero adicionándole el conocimiento de nuestra experiencia.

Si te alimentas del fruto del árbol del conocimiento entonces serás como dios. Ya no serás uno con el espíritu universal. Serás un ser independiente. Te separarás del grupo. Seguirás tu propio camino. Y serás Dios.

Este es el miedo de Dios el motivo de la prohibición.

Cuando Eva y Adán comieron el fruto, fueron expulsados del edén el árbol fue arrancado del huerto, prohibido y ocultado.

Mas información en mi libro: Sexualidad sagrada en venta en lulu.com

martes, 21 de marzo de 2017

Uno de los secretos más grandes de la vida...

Uno-de-los-secretos-más-grandes-de-la-vida...Uno de los secretos más grandes de la vida, es que hay que estar constantemente tomando decisiones. La vida nos pone a prueba a cada instante, y todo se reduce a elegir el camino correcto, en cada momento.

Una decisión incorrecta, nos puede llevar por un camino que no tiene salida, o que no conduce a ninguna parte, o por el camino del dolor y el sufrimiento, o nos puede llevar a desperdiciar la vida. La experiencia y la sabiduría nos permite equivocarnos menos.

El camino correcto, no siempre es lo más cómodo, lo más lindo y más fácil. Casi nunca lo es... o tal vez nunca lo es.

Algunas decisiones son muy grandes y otras muy pequeñas. Pero por más pequeñas que sean, algunas de estas decisiones, pueden llegar a tener un impacto impresionante en el futuro.

Hay caminos, que una vez que los tomamos, ya no podemos arrepentirnos. Porque todas las bifurcaciones y posibilidades de esa rama, conducen hacia lugares inadecuados.

Tomamos un sendero, y este conduce a varios otros, y siempre hay que estar tomando decisiones.

Tener la sabiduría, la templanza y el coraje necesario es sumamente importante para lograr elegir un buen camino.

La vida se puede tirar al tarro de basura en una sola decisión incorrecta.

Lo más temprano posible, hay que buscar un propósito en la vida. Un propósito trascendental es lo mejor, porque asegura que no estemos tentados a ir cambiando de propósito en propósito.

Una vez elegido, lo mejor es seguir los caminos que conducen a dicho propósito.

Existe una clave para no equivocarse: El camino que toma la mayoría siempre es el incorrecto.

Las personas suelen elegir el camino por su facilidad, por el placer que obtienen, por la abundancia, por la disipación, etc. Todos ellos atributos de segundo y tercer orden.

Debemos cuidar nuestro camino, pero también debemos cuidar lo que hacemos, porque influimos en los demás.

Incluso algo que parece pequeño e insignificante, puede trastornar completamente la vida de otra persona.

Así como una distracción pequeña cuando conducimos un coche, puede provocar un accidente terrible que puede alterar para siempre la vida de los otros, una actitud, una palabra, una forma de tratar, etc., puede también, tener efectos enormes en la vida de los demás.

Si no tenemos más remedio que influir en otros, por lo menos pongamos el cuidado de hacerlo bien.

viernes, 3 de febrero de 2017

La dificultad en el avance esotérico. Las escuelas, los grupos y las religiones.

Cómo-evitar-obstáculos-y-avanzar-mejor-en-el-desarrollo-espiritual

El principal objetivo del caminante místico esotérico es avanzar en el conocimiento de sí mismo, lograr perfeccionar y desarrollar la espiritualidad, alcanzar los grados iniciáticos, lograr la liberación y la iluminación y seguir caminando y profundizando más allá. Es un caminar infinito.

Muchas personas tienen inquietudes espirituales. Las más afortunadas han logrado tener contacto con alguna escuela esotérica mística que al menos maneje un conocimiento esotérico real.

Las personas menos afortunadas no han tenido esa oportunidad o aun peor, han tenido contacto con las religiones, las supersticiones y las creencias. En esta última categoría hay dos tipos de personas las que aceptan los cuentos y las fantasías de las religiones y se convierten en creyentes, y las que rechazan todo eso. Ambos están encadenados y presos de muchos prejuicios que no les permite avanzar.

Las escuelas esotéricas más conocidas y que manejan conocimiento serio son: la teosofía, los rosacruces, los gnósticos, el cuarto camino, los masones, los iluminados de Baviera más conocidos como illuminati y algunas otras escuelas derivadas. Todas estas escuelas toman la mística y el esoterismo como algo serio.

Algunas escuelas son públicas a las que todos pueden entrar y algunas son con reserva a las que solo algunos pueden acceder.

Todo el conocimiento que genera la cultura es importante, pero hay un conocimiento que es el más importante de todos, es el conocimiento trascendental, el conocimiento esotérico místico, la filosofía iniciática. Aquel conocimiento que permite al ser humano desarrollar su espíritu, iluminarse y trascender.

Es el conocimiento gratuito más caro del universo. Las leyendas cuentan que los reyes, emperadores y dioses fueron capaces de entregarlo todo por conseguir este conocimiento.

Odín el dios más importante del panteón nórdico tuvo que pagar con un ojo para conseguir el conocimiento. Así de caro es el conocimiento esotérico. Pero al mismo tiempo es gratis, porque a pesar de que hay que darlo todo por conseguirlo, cuando se lo consigue, nos damos cuenta que el conocimiento ya estaba allí, dentro de nosotros mismos y solo había que tomarlo.

Lo que cuesta caro es el proceso para desenterrar el tesoro, pero el tesoro siempre estuvo allí, dentro de nosotros mismos. Gratis.

A las personas les gusta gastar sus recursos en placeres y bienestar, pero el dinero mejor invertido del mundo es en adquirir conocimiento, en buscar sin detenerse. Lo dice un viejo iluminado.

Si gastamos nuestros recursos en cualquier otra cosa que no sea en el conocimiento, cuando se llega a viejo viene el arrepentimiento y en ese momento ya es demasiado tarde. Para alcanzar grados y avanzar se necesita energía y juventud. No es posible cuando ya ha llegado la vejez.

Muchos piensan que vivir una vida llena de placeres y tal vez de excesos es aprovechar bien la vida. Cuando se cree que alguien a aprovechado la vida en realidad la ha desperdiciado.

El ser humano, mezquino y codicioso jamás obtiene el conocimiento, quien está dispuesto a dar todo lo que tiene por el conocimiento, lo obtiene gratis.

Se puede comenzar a buscar el conocimiento en las escuelas tradicionales y ya hemos dado unas pistas de donde buscar, hemos nombrado algunas escuelas de conocimiento serio. Pero hay trampas en el laberinto y debemos dar algunos consejos y advertir algunas cosas.

En ninguna de esas escuelas usted va a encontrar la iluminación. Las escuelas no iluminan, solo entregan conocimiento, la persona que lo utiliza bien, avanza.

Un porcentaje muy grande del conocimiento que entregan esas escuelas es inútil y no sirve. Usted debe aprender a descartar lo inútil y quedarse con lo que sirve.

Todas las escuelas están corrompidas, no tienen maestros iluminados que las guie y esos muchos años de administración sin guía han dejado huella. Debajo de la corrosión esta lo que es valioso. Busque, escarbe y encontrara cosas buenas.

El grado de cultura y erudición de los instructores varía mucho, en las escuelas más publicas los instructores son menos cultos y en las escuelas más secretas, son más cultos. Si usted tiene un grado de cultura elevado es probable que le moleste que una persona bruta le esté dando clases. Sea tolerante y cariñoso. La tolerancia y el cariño a los demás es parte del caminar y es bueno desarrollarlas.

Si entra en una escuela secreta le estarán haciendo creer que usted es parte de una élite, no se trague ese cuento, es un obstáculo. Una cosa es querer ser y otra cosa es ser. Cuando usted sea realmente de una verdadera élite se dará cuenta que eso no tiene importancia. Tanto que usted ni siquiera pensará en ello jamás y en todo caso utilizará su estatus para generar beneficios anónimos y no para separarse, ni enardecer su propio ego.

En todas las escuelas van a intentar atarle. De forma sutil le harán pensar que usted puede irse cuando quiera, pero siempre haciéndole sentir que usted se está perdiendo el conocimiento más importante del universo y que usted estará perdido sin él. Esto es verdad, realmente usted está perdido sin el conocimiento, pero usted no tiene que atarse a una escuela, usted puede caminar solo. Apenas usted logre un conocimiento profundo dentro de una escuela usted debe abrir sus alas y volar. En las escuelas públicas todo el conocimiento que tienen lo entregan en cursos que están en un rango de tiempo que va de tres a siete años. En las escuelas secretas tienen más conocimiento y son más años. Llegado al último grado, cuando ya no hay más para aprender es mejor que usted abandone y siga solo. No se detenga siga avanzando.

Tenga en cuenta que algunos conocimientos son secretos y si usted revela estos secretos la pasará muy mal y hasta podrá encontrar la muerte. Si usted no tiene jerarquía real (iluminación) no debe revelar secretos. Cuando usted se ilumine sabrá que cosa se pueden decir y cuales no.

Nadie se ilumina caminando ni siguiendo a un grupo. Usted debe aprender a caminar solo. Debe utilizar el conocimiento que adquiere en su propio beneficio y a su manera.

El conocimiento esotérico está dentro de su interior y es gratis, aunque para obtenerlo usted tenga que darlo todo para encontrarlo. Gaste su dinero y sus recursos en libros y cursos en busca del conocimiento. No hay ninguna mejor inversión. El dinero tiene fama de ser algo sucio, el uso que usted haga de él lo transforma en algo valioso y útil para su vida. Invierta en cultura.

Evite las religiones, ninguna de ellas conduce a ninguna parte, no pierda el tiempo. Busque conocimiento profundo y autentico en donde realmente está y no ande con vuelta ni dilaciones, la vida no es tan larga. Olvídese del cristianismo, del judaísmo y del islam y todas las demás religiones. No contienen conocimiento trascendental profundo.

Algunas filosofías orientales no son tan perjudiciales, como el budismo y en especial el tao, etc. Pero si usted se dedica solo a eso entonces está perdiendo el tiempo. Usted busca la iluminación. Usted busca construir un edificio, entonces busque el conocimiento en los mejores manuales de ingeniería y arquitectura. Buscar cómo construir una obra magnifica en libros de cuentos infantiles es un error, puede ser lindo, pero es un error.

Olvídese de las tonterías, el tarot, la astrología, los sahumerios, los perfumes, la magia negra, las supersticiones, el umbanda, el vudú, la brujería, el satanismo y todas estas cosas. No pierda el tiempo.

Recuerde que el conocimiento esotérico autentico es gratuito y abierto a todo el mundo porque está allí dentro de usted mismo. Conocerse a sí mismo es la parte esencial del esoterismo. La psicología esotérica es esencial.

No se queje ni proteste cuando le cobran, el dinero no tiene valor, cualquier conocimiento que le permita acercarse un poco a la verdad es más valioso que cualquier moneda.

martes, 31 de enero de 2017

El ateísmo: enfoque esotérico

El-ateísmo-como-forma-de-honestidad-intelectual

Cuando un árbol cae en el bosque y no hay nadie allí, ese árbol, ¿hace ruido al caer?

Muchos pensadores del mundo han especulado en asuntos como estos, filósofos occidentales y también orientales, pensadores de la antigüedad y también de los tiempos modernos y de los actuales.

Algunos opinan que, sí, hace ruido, otros dicen que las cosas solo existen cuando son percibidas, otros especulan a cerca de le existencia del mundo material, algunos dicen que todo es ilusión y que las cosas son creadas por la mente, otros han afirmado que no solo no haría ruido, sino que, al no ser percibido, ni siquiera el árbol existiría.

Pensadores ateos y no ateos han especulado y han hecho afirmaciones como estas. Se nos vienen a la mente pensadores modernos como Locke, Hume o Berkeley y pensadores más actuales y también textos vedas, que dicen tener 36 millones de años de antigüedad.

Con respecto a la divinidad la pregunta que siempre se hace es ¿dios existe? Siguiendo la misma línea de pensamiento, podríamos decir que todo lo que no es percibido, no existe, o que solo existe aquello que nuestra mente crea, o que todo es ilusión, incluso dios es ilusión, etc.

Llegado a este punto, las preguntas evidentes son, ¿es la ilusión una ilusión?, si fuera así entonces que queda, será que todo es real y nada es ilusión. ¿Mi percepción, siempre es percibida por otros? Cuando no es percibida, entonces mi percepción no existe, siguiendo estos pensamientos no existiría para los demás y solo existiría para mí. Y así …. podríamos dar vueltas y vueltas, especulando y especulando.

Mientras una gran parte de la humanidad está atrapada en el laberinto de las ideas especulativas y las paradojas, para otros las cosas son mucho más simples y claras.

Hay personas que perciben o al menos intuyen la presencia de la espiritualidad como generador de la existencia y como algo que está por encima y es superior a las demás cosas. Hay personas que no pueden percibir nada de eso.

Hay personas que perciben la espiritualidad dentro de sí mismo y otras que no pueden hacerlo.

Los que pueden percibir, lo hacen como algo lejano pero poderoso. Nadie puede percibir a la divinidad como algo revelado con todo su esplendor. Para lograrlo hay que desarrollar mucho la espiritualidad y alcanzar al menos la primera iluminación.

Un ateo es en primera instancia un ser intelectualmente honesto. No puede ver, no ve y declara abiertamente y honestamente que no puede hacerlo.

Esto le lleva a pensar que todo lo escrito a cerca de la divinidad son fantasías y cuentos. Pero los ateos no están solo en esto. Los iluminados, los que sí pueden ver, también piensan lo mismo, lo escrito, es en su mayoría, fantasías y cuentos. Pero estas fantasías y cuentos tienen un motivo oculto, no son cualquier cosa y este motivo oculto solo lo perciben los que ya han despertado. Los que no han despertado solo especulan.

El conocimiento místico esotérico puede conducir a la persona al despertar espiritual. A poder ver y experimentar todas las realidades de los mundos supriores y espirituales, pero la realidad es bastante diferente a lo que se ha dicho y escrito.

El esoterismo autentico no tiene ninguna discusión ni mal entendido, ni con la ciencia, ni con la filosofía, ni con los ateos.

Así que lo primero que tiene un ateo sensato es honestidad. Pero hay otra clase de ateos. Como en todas las cosas de la vida, también hay ateos enfermos de la mente.

Así como el mundo está lleno de personas creyentes enfermas, también los hay ateos y en proporciones similares.

Están aquellos que son ateos solamente por odio a la divinidad o a las personas que representan a las religiones. Por odio a la religión, por que odian a las personas religiosas. Ateísmo por odio.

Las personas enfermas suelen hacer del ateísmo una religión, se transforman en apóstoles del ateísmo y desean que todo el mundo comparta los mismos prejuicios, creencias y supersticiones que ellos tienen. El ateísmo como superstición y como pseudo religión.

El ateísmo es en su mayoría una superstición y pocas veces el reconocimiento honesto de una incapacidad de percibir.

Podemos dividir a la humanidad en dos grandes grupos los que tienen espiritualidad y los que no la tienen.

Hay personas que son solamente carne y huesos, en esoterismo reciben el nombre de casas vacías. Son personas normales que actúan igual a cualquier persona, al menos en apariencia. No tienen espiritualidad ni pueden encarnar el alma. No la tienen. Solamente operan y viven de acuerdo a la mecánica generada por su sistema nervioso.

Cuando estas personas mueren, siguen un proceso de desintegración completa, nada queda de ellos, son solo materia prima.

También existen personas que tienen espiritualidad, aquellas en que el cuerpo físico esta enlazada o conectada a la espiritualidad, estas personas pueden encarnar el alma. Estas personas pueden percibir la espiritualidad.

Cuando estas personas mueren siguen un proceso diferente y no se desintegran completamente, solo su cuerpo físico lo hace, estas personas pueden lograr la inmortalidad espiritual.

Las personas del primer grupo suelen ser ateas, pero muchas son creyentes, más que nada por miedo a la muerte y a la desintegración. Las personas del segundo grupo son espirituales y pocas de ellas son ateas. Las que son ateas es debido a traumas y rebeldía y sufrimientos por la injusticia de la vida, pero en el fondo pueden percibir.

Existen los evangelistas religiosos y los evangelistas ateos. Todos ellos tienen algo en común. Tienen creencias y supersticiones y quieren imponérsela a los demás. Los religiosos lo hacen abiertamente y a la luz del día, los ateos lo hacen en la oscuridad, de forma sutil y aparentando equilibrio, utilizando la superioridad intelectual.

El creyente predica aun siendo un ignorante y eso suele ser vergonzoso, el ateo predica solamente cuando ha alcanzado un grado de erudición suficiente, no es patético como el pastor creyente.

La espiritualidad tiene niveles. Hay un núcleo donde se encuentra el corazón mismo de la espiritualidad y hay partes que se alejan del núcleo y que dan origen a los niveles espirituales.

Las personas están conectadas o tienen una parte de esa espiritualidad, los que tienen o están conectados al núcleo mismo de la espiritualidad son reyes en el sentido universal y no terrenal, la élite.

Otros están conectados a o tienen parte de una espiritualidad que está más alejada del núcleo y tienen un poco menos de jerarquía y otros están tan lejos o le toca una parte tan alejada del núcleo que se puede decir que no tienen espiritualidad.

Este último tipo de espiritualidad no tienen ninguna influencia en la vida de la persona. Predomina en su comportamiento, su sistema nervioso, sus neuronas, etc.

La espiritualidad es algo más extraño de lo que se piensa, no es común, no son la mayoría. El mundo pertenece a los seres sin espiritualidad o con una espiritualidad tan pobre que son solo maquinas biológicas.

Por último y pare terminar tenemos que decir que hemos visto que las personas ateas, verdaderamente ateas. Declaran ser ateas por honestidad y hemos visto muchas veces como estas personas siguen buscando la espiritualidad, siguen investigando, tratan de encontrar y de lograr percibir aquello que no pueden ver. Quieren percibir, pero no pueden hacerlo. El ateo honesto, percibe su ateísmo como una incapacidad y jamás se lo ve haciendo énfasis ni promocionando su propio ateísmo.

lunes, 30 de enero de 2017

El Karma

La-mejor-explicación-sobre-el-karma-que-vas-a-leer-en-tu-vida

El Karma para KindleEl karma es un conocimiento que aparece por primera vez en los antiguos vedas. Los textos sagrados de la india.

A partir de ahí, se ha escrito mucho. Se ha interpretado y se han dicho muchas cosas sobre este conocimiento.

Lamentablemente todo lo que conocemos de lo que se ha dicho o escrito hasta este momento, es incompleto y parcial.

Conduce al error y no es útil para entender el funcionamiento de esta realidad superior del universo, ni devela con claridad ningún misterio sobre la vida.

Estas ideas erróneas y distorsionadas se han repetido y reafirmado millones de veces y están basadas en el deseo de lo que se pretende que sea el karma o en la conveniencia política, y no en lo que el karma es en realidad.

Hablaremos del karma con seriedad y comencemos a revertir la distorsión de miles de años de error.

Entender el hondo significado de este conocimiento es indispensable, para el avance en el camino hacia la verdad.

La palabra karma proviene del sanscrito y significa acción. Esto es lo primero que hay que saber. No es causa y efecto como se repite erróneamente, una y otra vez. Esto es una diferencia fundamental.

Causa y efecto es algo que aparece como consecuencia. Causa y efecto no es karma, tiene relación, pero no es lo mismo.

Causa y efecto es algo que hay que estudiar porque tiene muchos aspectos importantes y útiles, pero no es karma.

Karma se relaciona con acción consiente, acción que es producto de la conciencia, del libre albedrio, de decisiones que se toman a sabiendas de lo que estamos haciendo. Causa y efecto es una de las consecuencias de esta acción consiente.

Causa y efecto actúa no solo con karma o sea como producto de la acción consiente, sino que también opera como producto de acciones automáticas, mecánicas y sin la intervención de la conciencia.

Desde el punto de vista del ser humano, son karma las acciones por las decisiones que se toman y las cosas que se hacen con intención. No es karma la acción provocada por el crecimiento de un árbol. Desde el punto de vista del universo la perspectiva cambia.

Karma es una acción creadora, que tiene la facultad de poder modificar o cambiar el rumbo de los acontecimientos mecánicos y naturales del universo.

Es una acción que puede modificar las leyes de la naturaleza y que proviene de algo que está más allá de las leyes de la naturaleza y leyes físicas.

Karma son las acciones intencionales de los seres con libre albedrio y capacidades superiores. Acciones que provienen de lo que habitualmente llamamos dioses o los seres que son como dioses o semejantes a ellos. Los seres humanos son semejantes a dioses, los seres humanos son como dioses.

El hombre tiene libre albedrío y capacidades extraordinarias. No todos lo tienen, o al menos no lo tienen tan desarrollado. Muchos seres humanos tienen poco y unos pocos tienen mucho. Los motivos exceden a este texto, pero así son los hechos.

Desde el punto de vista del universo, existe un karma inicial, una acción inicial por la cual se forma todo lo que existe. La ciencia tiene muchas teorías sobre esto, la más conocida es el big bang pero hay otras teorías que se acercan más a la verdad y son menos conocidas. Los científicos piensan que la acción inicial no ha sido provocada por nadie. Están equivocados.

El universo y todo lo que existe proviene de karma, una acción inicial consiente y provocada específicamente para que todo lo que existe sea creado. La acción inicial es producto del libre albedrio y la intención de los dioses, seres semejantes a nosotros, pero más antiguos y desarrollados.

La palabra Karma del hinduismo, tiene relación con la palabra verbo de las escrituras hebreas. Karma es la acción, verbo es el medio y la forma en la que se propaga. Una cosa es la explosión (karma) y otra cosa son los átomos de los materiales de la bomba (verbo). Verbo esta antes de karma en forma potencial y después de karma en forma de desarrollo y sostén del universo. Karma es la acción que libera a verbo y lo hace pasar de un estado a otro.

Hasta aquí el fundamento de lo que es karma, pero como estas acciones consientes provocan una catarata de efectos que producen otras acciones conviene introducirnos a el tema de las causas y los efectos.

Cualquier acción produce una reacción, tanto las acciones karma, aquellas que no son mecánicas y generadas a conciencia como aquellas que si son mecánicas y que son parte de las leyes de la naturaleza y de la física.

Aparecen en este momento las cadenas de causas y efectos. Si algo sucede, esto repercute en lo que esta inmediatamente al lado y esto a su vez en lo que está un poco más allá y así ad infinitum.

Una acción cualquiera no repercute en cualquier lugar del universo, sino que lo hace por medio de una propagación, empujando a lo que está más cerca de dicha acción, y ese movimiento, a su vez produce otro movimiento en lo que le está cerca, hacia a delante, hacia atrás y hacia todas partes e incluso a veces generando un contra efecto en aquello que fue lo que produjo el movimiento un instante antes.

El karma que es una de las acciones iniciales posibles, se propaga como las ondas y se trasmite de acuerdo a ciertas características y leyes, el verbo son las ondas, el karma es la acción inicial que las libera.

El karma primigenio es la acción que produce todo el universo y el universo se propaga o se expresa a través del verbo que son las ondas que se van desplegando. El verbo tiene otras propiedades de las cuales hablaremos en otra parte.

Cuando la parte afectada por estas cadenas de causa y efecto es algo inerte, se puede predecir con bastante exactitud lo que va a suceder, pero cuando se afecta a un ser que tiene libre albedrio no se puede saber a ciencia cierta que es lo que va a pasar.

Los seres con libre albedrio pueden reaccionar, provocando efectos que no están previstos ni corresponden a leyes absolutas. Los seres con libre albedrio pueden crear, son como dioses.

Si toco la campana, esta va a sonar y puedo repetir el experimento millones de veces con el mismo resultado. Si pellizco a una persona esta va a gritar o tal vez no lo haga, no sabemos que es lo que va a suceder, podemos repetir el experimento miles de veces con resultados diferentes.

Las acciones ya sean mecánicas o de karma no pueden predecirse con exactitud cuando son aplicadas a seres con libre albedrio.

Cuando el karma actúa en escenarios complejísimos como ser el mundo de las sub partículas o incluso las vibraciones elementales del universo (que nosotros llamamos verbo y la ciencia le ha cambiado el nombre y las llama cuerdas), conocer lo que sucederá con exactitud requiere de tanto conocimiento y de tantas cosas a tener en cuenta, que se puede decir que en esa situación todo se acerca a la incertidumbre.

A medida que nos alejamos de la complejidad y nos acercamos a lo macro todas las cosas se vuelven más estables y predecibles.

Por todas partes se dice y se repite hasta el hartazgo que si una persona hace algo malo le sucederán cosas malas, y si hace el bien le van a suceder cosas buenas.

Eso es un pensamiento erróneo que usted debe quitarse de su mente, esta forma de pensar está provocada por el deseo y el ego. Las cosas no suceden de la forma que se ha pensado siempre.

Las cosas suceden en cualquier forma, y en todo caso lo malo o bueno que pueda suceder no depende tanto de la acción karma sino de muchas otras fuerzas que intervienen y que están desconectadas de esta acción.

El error de en este concepto, ha sido siempre producto del ego, la envidia, el deseo de venganza, la ira, etc., es lo que provoca que las personas piensen y repitan y deseen que si alguien hace cosas malas le irá mal.

Si usted ha pensado de esa forma entonces aproveche ahora y conózcase a sí mismo en este mismo momento.

Usted jamás ha refeccionado seriamente sobre el funcionamiento del karma como ley del universo ni le ha interesado, ni siquiera se ha puesto a evaluar objetivamente la influencia que tienen los actos malos y buenos sobre las personas, mucho menos común es que se tenga conocimiento objetivo sobre el bien y el mal, usted solo utiliza esta palabra karma y la idea que a su ego le conviene tener de este concepto para justificar y alivianar el sufrimiento que le produce su estado espiritual y psicológico corrompido y como medio de liberación y expresión de su propio odio.

Ir conociendo sus limitaciones y corrupciones espirituales le da a usted la ventaja, ahora que sabe que está corrupto por dentro, tiene usted la posibilidad de cambiar para mejorar.

Solamente en circunstancias especiales las cosas malas provocan cosas malas y las buenas cosas buenas.

Lo que sucede es que existen otras fuerzas y leyes que alteran el rumbo natural del de los efectos del karma. Estas fuerzas son, la interacción, la interdependencia, la independencia, la inercia, el poder, las leyes humanas, el destino, el error como fuerza natural, los accidentes, la contra-reacción consiente del libre albedrio, la incertidumbre cuántica, etc.

Todos estos componentes, hacen que la consecuencia de karma tome unos rumbos misteriosos, no lineales y difíciles de predecir.

Es muy fácil predecir lo que sucede con las leyes físicas, estas se comportan de acuerdo a reglas matemáticas precisas y un efecto esta siempre precedido de una causa, en estos casos se puede decir que los efectos de una acción, se despliegan en forma de cadenas de causas y efectos se dan de forma precisa.

Muy diferente es todo lo que tiene que ver con el bien y el mal, el libre albedrio, la conciencia y las conductas humanas, que es justamente donde a las personas más les gusta aplicar esta ley de forma siempre errónea.

Tomemos, por ejemplo, a una persona que actúa mal en la vida de acuerdo a los criterios sociales habituales que entienden la mayoría de las personas.

Por ejemplo, una persona que vive de sacarle el dinero a los demás por encima de lo que necesita, puede ser un banquero, o un empresario. Un gobernante injusto y un poco cruel, o alguien que maltrata a las personas valiéndose de algún tipo de autoridad de o poder, o un gobernante de algún país que provoque alguna guerra y mate o mande a matar a miles de personas, etc.

Todos conocemos personas que actúan de estas formas y sin embargo casi a la totalidad de ellas no les pasa nada malo, casi todos viven tranquilos y en abundancia hasta el final de sus vidas.

Hacen el mal, pero no les suceden cosas malas. Según los criterios habituales y erróneos del karma, a estas personas les tendía que ir muy mal en la vida y eso no sucede.

A estas personas si les pueden suceder cosas malas, pero para que ello suceda hay otras fuerzas que deben intervenir y no el simple karma o su desarrollo que son las causas y efectos.

¿Qué es lo que sucede? ¿Por qué el karma falla se preguntarán algunos? El karma no falla, lo que falla es lo que usted piensa que es el karma. Lo que falla son las explicaciones erróneas (que son las únicas que han existido) de lo que el karma es.

Existen muchas fuerzas y leyes en la naturaleza. Hay fuerzas y leyes para todo. Algunas son exclusivas para ciertos grupos de géneros de la naturaleza y algunas son exclusivas solo para un género especifico.

Estas fuerzas y/o leyes rigen el comportamiento de la energía, de la materia, de la física, de la química, de la biología, de los pensamientos, de los sentimientos, de la psiquis, de la espiritualidad. Por separado o en conjunto, interactuando mezclándose y formando un universo y una vida compleja.

Por ejemplo, en una situación como la descripta más arriba opera la interdependencia.

Todas estas personas pertenecen a grupos de muchas personas que están en un acuerdo tácito y que como grupo se protegen unos a otros y operan en conjunto, todas estas personas tienen un grupo de amigos, familia y contactos que operan de forma conjunta, que piensan de forma similar y se protegen entre ellos y sin tener que ponerse de acuerdo con un plan, simplemente son personas que piensan de la misma forma y tienen egos compatibles que se asocian por fuerzas de atracción naturales.

Estas personas, en conjunto, toman el control de los recursos y el poder y ya no les sucede nada, pueden hacer cualquier maldad que no les ira mal.

La interdependencia les protege de los efectos negativos de cualquier karma. La interdependencia les da poder y fuerza. Aparece aquí otra ley la del poder, el que tiene poder puede eximirse de las malas consecuencias de sus actos.

Muy diferente seria si esto lo hace una persona que no tiene ninguna interdependencia, o sea que no tiene amigos, familia o gente que le apoye.

En este caso los efectos de las malas acciones pueden operar de la forma en que se piensa habitualmente. El grupo atacará o discriminara o marginara a esta persona que es más débil, porque no tiene ni poder ni interdependencia ni nada que le proteja del poder del grupo, entonces le ira mal.

Las leyes de un país operan contra los efectos naturales del karma, en todos los países hay empresarios que les va muy bien porque están protegidos por las leyes jurídicas, si estas leyes no existieran, ni la policía, ni los castigos artificiales creados por las sociedades humanas y solo existieran las leyes de la naturaleza, estos empresarios inescrupulosos no podrían existir porque les iría muy mal, la gente misma se encargaría de que esto fuera así. Los linchamientos, aunque peligrosos por caer fácilmente en injusticias, son la ley natural.

Que gobernante del mundo podría hacer lo que hace habitualmente si no tuviera toda la protección que tiene, toda la maldad que ellos hacen no provoca que les vaya mal, al contrario, les va muy bien porque hay otras fuerzas que intervienen.

Hay muchas personas que viven en abundancia y una vida muy tranquila y sin embargo lo hacen porque han encontrado la forma de adueñarse y acumular los recursos del mundo para ellos provocando escases en otras partes, tanta escases que hay millones de personas que mueren de hambre cada año.

Estas personas viven tranquilas porque las fuerzas de interdependencia con su grupo social, las leyes hechas a su favor, la interacción con otros grupos compatibles, el poder, etc., le protegen de que le vaya mal y entonces les va muy bien.

La inercia es una fuerza que también opera y hay que tenerla en cuenta para saber hasta dónde puede conducir una situación.

Por ejemplo, una persona hace algo malo y como consecuencia de lo que ha hecho obtiene satisfacción o felicidad, debido a cualquier medio, ya sea que ha tomado alguna sustancia que actúa en el cerebro, o un acto que produce que las personas les apoyan y obtiene fama o prestigio, u obtiene dinero fácil y esto le produce mucha felicidad, o cualquier otro medio que le produzca cualquier clase de felicidad.

Si esto sucede de esta forma se va generando una inercia que le impide detenerse y esto provoca que esta persona se sienta motivado a repetir lo que está haciendo.

Esta inercia psicológica impide que el mal se detenga. Detener la maldad en estos casos depende de la conciencia de uno mismo o de que la situación cambie y esos actos en vez de producir felicidad comiencen a producir alguna clase de desventura.

La desventura sola, tampoco es suficiente si la persona siente placer, aunque sea por un instante.

La persona en esta situación percibe que le va muy bien, tiene fama, es querido, tiene prestigio, y puedes estar haciendo cosas muy negativas.

El ser humano cuando es bestia, es capaz de soportar, y provocar en otro mucho dolor, solo por obtener un instante de placer.

En síntesis:

El karma es otra cosa, no es lo que se ha enseñado por miles de años.

Las causas y efectos son leyes de la naturaleza que solo pueden ser predichas cuando operan en las cosas inertes o vida sin libre albedrio.

El karma opera de forma no predecible en las personas y en la sociedad y solo se puede predecir en algunos casos con margen de error bastante alto.

Usted debe hacer el esfuerzo por eliminar de su mente los conceptos erróneos y demás prejuicios.

Toda persona que busque la espiritualidad debe escrupulosamente acercarse a la verdad y alejarse de la falsedad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...